Caritas Chile llama a reforzar acciones para cuidar la casa común

Caritas Chile llama a reforzar acciones para cuidar la casa común

La responsable de Medioambiente y Gestión de Riesgos y Emergencias de Caritas Chile, Catherine Mella, amplía detalles sobre las labores de asistencia a los damnificados, ante la voraz ola de incendios forestales en el país trasandino.

 
Miércoles 15 de Febrero de 2023
Infraestructura eclesial para albergues, centros de acopio para la recepción de agua, alimentos no perecederos y artículos de higiene, apoyo espiritual y emocional. Es una parte de la respuesta humanitaria de las Pastorales Sociales Caritas de las diócesis más afectadas por los incendios en Chile (Chillán, Concepción, Los Ángeles y Temuco). Lo comenta Catherine Mella, responsable del Programa Medioambiente y Gestión de Riesgos y Emergencias en Cáritas Chile, en declaraciones a Vatican News.

24 personas han fallecido, 1.478 viviendas han quedado destruidas, hay 5.945 personas damnificadas, 350 personas se encuentran albergadas, más de 350.000 hectáreas afectadas, un daño grave a la fauna y flora. La extinción de las llamas ha sido difícil debido a las condiciones meteorológicas; altas temperaturas (sobre los 40ºC), vientos que han superado los 40 km por hora, baja humedad relativa al ambiente y la sequía.

Desde Caritas, evalúan las principales necesidades actuales y futuras de las personas damnificadas, siempre en coordinación con los párrocos y las autoridades locales.

La institución se ha sumado al trabajo que lidera Servicio Nacional de Prevención y Respuesta ante Desastres (SENAPRED) y CONAF para implementar el proyecto “Respuesta Humanitaria por Desastres de Incendios Forestales en la zona centro sur de Chile”. Esta iniciativa, que se implementará en un plazo máximo de tres meses, busca contribuir con la labor de la Corporación Nacional Forestal (CONAF) en la lucha contra el fuego, mediante la reposición y entrega de equipamiento especializado.

En la región del Maule, el organismo ha apoyado con la facilitación del vehículo denominado Centro de Operaciones Móvil (COEM), que cuenta con un completo sistema de comunicaciones de radio e instrumentos de georreferenciación que facilitan la acción de los equipos de primera respuesta en el combate de los incendios forestales.

Un vasto despliegue solidario de todos los rincones
Brigadistas, bomberos, militares, particulares locales y venidos de otros países se han sumado al aporte de la comunidad internacional.

Desde el Ministerio de Relaciones Exteriores, confirman que ya son más de 750 brigadistas, bomberos, militares y especialistas de las más diversas áreas, provenientes de Argentina, Brasil, Colombia, Ecuador, España, Italia, México, Portugal y Venezuela que se encuentran en el país colaborando en el combate contra los incendios forestales. También se ha recibido apoyo en equipamiento y material de apoyo logístico y financiero que ha llegado desde distintos países, como Estados Unidos que se ha sumado a este apoyo financiero.

Caritas Chile destaca el compromiso de la población con la emergencia

Con los montos recaudados en la campaña “Enfrentemos esta catástrofe juntos”, Mella explica que se puede ayudar con estanques de agua para que las familias tengan acceso seguro y digno a este elemento tan vital, también podemos ayudar con equipamiento para el hogar, alimentos, entre otros elementos de primera necesidad.

“Si bien hemos tenido una buena recepción con la invitación a colaborar que se ha realizado, aún falta mucho por hacer, así que el llamado es a seguir colaborando, todo aporte suma”, dice la coordinadora del MAGRE.

Mella agradece, a su vez, a todas las personas que han contribuido con la iniciativa, no solo económicamente, sino también haciendo donaciones en especies, como alimentos no perecederos, botellas de agua, artículos de higiene, entre otros.

Mella considera que se debe avanzar en medidas de preparación, prevención y mitigación y reivindica la importancia de gestionar el riesgo para evitar otras catástrofes.

La representante de Cáritas Chile asegura que todos debemos implementar acciones que fortalezcan las capacidades del territorio y que promuevan el cuidado de la casa común. “No podemos seguir respondiendo solamente a las emergencias que rápidamente escalan a catástrofes. Es urgente integrar gestión del riesgo, adaptación al cambio climático y gestión territorial”, finaliza.

Fuente: Vatican News
Santiago, 15-02-2023