Gratitud y compromiso por el alma de Chile

Gratitud y compromiso por el alma de Chile

En la celebración de los Te Deum de las Fiestas Patrias del Bicentenario, los obispos de nuestro país dieron gracias por los grandes valores que inspiran el "alma de Chile" y pidieron un compromiso nacional en favor de los pobres y excluidos, por una sociedad más justa y equitativa.

 
S√°bado 18 de Septiembre de 2010
Un ambiente de alegría y gratitud, de regocijo y fiesta, marcó la celebración de los Te Deum de Fiestas Patrias en el bicentésimo aniversario de la Primera Junta nacional de Gobierno.

La ceremonia principal fue presidida en la Catedral de Santiago por el Arzobispo, Cardenal Francisco Javier Err√°zuriz, y cont√≥ con la presencia del Jefe de Estado, Sebasti√°n Pi√Īera, y las m√°s altas autoridades de la Naci√≥n. En la oportunidad, se sell√≥ un compromiso para hacer de Chile una tierra de hermanos, donde cada uno tenga pan, respeto y alegr√≠a, donde reine la justicia, la solidaridad y la esperanza.

En las homil√≠as pronunciadas por los obispos a lo largo del pa√≠s, se hizo memoria agradecida por los grandes valores del humanismo cristiano que han inspirado a nuestro pa√≠s en su caminar de 200 a√Īos. Los dolorosos acontecimientos de este a√Īo, el terremoto y maremoto, la situaci√≥n de los mineros atrapados en la mina San Jos√© y de los comuneros mapuche en huelga de hambre, fueron evocados en esta ocasi√≥n.

Los pastores también destacaron los grandes desafíos de la hora presente: la necesidad de trabajar juntos por una sociedad más equitativa e inclusiva, que promueve la vida y la dignidad de la persona humana, el valor de la familia, el respeto a las culturas de los pueblos originarios, y la construcción de una patria justa y solidaria, una "mesa para todos".

- Ver todas las homilías en Especial Te Deum 2010

Fuente: Prensa CECh
Santiago, 18-09-2010