Iglesia.cl  |   Caritas Internationalis   |   Vatican.va
Noticias

Migrantes, los protagonistas de Cuaresma de Fraternidad

Este 2019 se inició la campaña “Tu aporte y el nuestro, esperanza de todos”, que tiene por objetivo que todos los fondos recaudados durante la Cuaresma, apoyen proyectos destinados a comunidades de migrantes a lo largo del país. Aquí, les compartimos algunas historias de vida de los rostros protagonistas.

Para definir el sujeto prioritario del ciclo 2019-2021, se llevó a cabo un proceso consultivo diocesano para identificar necesidades y prioridades socio-pastorales que luego fueron sugeridas como una terna a los Obispos de Chile, quienes aprobaron la sugerencia de centrar la mirada en los hermanos migrantes para este periodo.

Bajo el lema “Tu aporte y el nuestro, esperanza de todos”, la Iglesia Católica nos invita a todos los chilenos y chilenas a vivir la solidaridad durante los 40 días que dura la Cuaresma, mirando particularmente a los migrantes de nuestro país. Durante este período de tres años, los aportes recaudados a través de Cuaresma de Fraternidad, permitirán ir en ayuda de personas migrantes y financiar proyectos a lo largo de todo Chile, orientados a mejorar las condiciones de vida de estas personas y promover su participación e incidencia en instancias que contribuyan a vivir con dignidad.

Los invitamos a conocer las hisotiras de vida de quiénes quisieron ser rostros protagonistas de esta campaña y ayudar así a sensibilizar y motivar: Nercy, Tiago, Tamara, Henry, Ronald, Neudi, Santiago y Yeimar.

Cuaresma- Historias de Vida

“Aprendí a luchar por mis derechos”

Nercy Ramírez Casanova, 39 años, oriunda de Trujillo, Perú

Llegué sola a Chile, hace 16 años, buscando un mejor porvenir. Dejé una hija de tres años en mi tierra y fue muy difícil… Me encontré con malos tratos, discriminación, viví muchos dolores. Se aprovecharon de mi ilegalidad en el país y abusaron de mis derechos, pero hoy doy gracias porque logré pasar las barreras y salir adelante gracias a Dios. Me arriesgué mucho, mis primeros años fueron muy difíciles, pero creo que si uno necesita luchar por un futuro mejor, debe hacerlo y no bajar los brazos.

¿En estos años viviendo en Chile, has visto cambios?

Si, la gente ha cambiado y yo también aprendí a luchar por mis derechos y a que no me pisoteen, no soy la misma pollita que llegó. Tengo un hijo de 7 años nacido y criado acá y veo un buen futuro para él, pese a que igualmente existe bullying entre los compañeros. Igual el llamado a todos es a que “no sean tan discriminadores y racistas”.

¿Qué significa para ti ser parte de la nueva Campaña de Cuaresma?

Me encanta ser parte de esta campaña y todo lo que están haciendo por todos nosotros, los inmigrantes. Espero que se sumen más apoyos y que los chilenos abran su corazón y de verdad nos apoyen, porque es para el bien de todos nosotros. Yo he aprendido de mi experiencia y por eso, yo brindo apoyo cada vez que puedo a los que llegan, ya sea económico, con orientación, con lo que pueda, porque es importante acoger y evitar que más personas lo pasen mal. Doy gracias a Cuaresma de Fraternidad por realizar esta Campaña a favor de los inmigrantes y llamo a todos a sumarse y colaborar.

“Todos tenemos derecho a vivir en distintos países”

Tiago Sabana Ramirez, 7 años

Tiago es hijo de una inmigrante peruana, actualmente pasó a 3º básico y es parte importante de la nueva campaña de Cuaresma de Fraternidad. “Lo que importa es que todos tengan el valor de apoyar a los que lo necesitan. Si ellos fueran extranjeros, yo donaría por el bien de los demás, porque lo que importa es que son personas. Todos tenemos el derecho de vivir en distintos países, en Japón, Rusia, Alaska, donde sea, lo importante es respetar el derecho de las personas.

¿Qué te parece ser parte de la Campaña de Cuaresma y que llamado harías?

Yo estoy muy contento por esta oportunidad, porque no todos tienen el valor de apoyar. Les diría a todas las personas que se imaginen si fueran ellos los extranjeros y necesitarán ayuda, que se pongan en su lugar, eso es lo importante y por eso espero que todas las personas apoyen la campaña de Cuaresma.


“He aprendido a amar más a las personas”


Henry Joseph, 29 años, haitiano

Llegó a Chile hace más de un año y medio, pero dejó Haití el 2012, cuando decidió partir a República Dominicana, siguiendo los pasos de una hermana. “Allá pude trabajar y aprendí castellano fácil, pero las condiciones no eran buenas y por unos amigos supe de Chile y decidí venirme. Hasta ahora la experiencia para mí ha sido muy buena con los chilenos. Desde que llegué estoy en un muy buen trabajo, ayudando a mis compatriotas en INCAMI, es una gran experiencia ayudar a otros. Los oriento porque hay muchas cosas que ellos no saben, trabajo de traductor, realizo capacitación sobre trabajo, visas, etc. He aprendido a amar más a las personas, para mí la adaptación ha sido fácil, además del frío de Chile, todo ha sido perfecto. Yo solo pedía tener un trabajo y con eso todo está perfecto.


¿Qué significa para ti ser parte de la nueva Campaña de Cuaresma?

La experiencia ha sido muy buena. Lo que está haciendo esta Campaña es maravilloso porque me permite ser parte de esta colaboración, de apoyar a los hermanos migrantes. En mi trabajo diario, hay muchas veces que me siento mal al ver tanto sufrimiento de hermanos que llegan de distintos países con muchos problemas y que aunque ponemos todo nuestro esfuerzo, se nos cierran puertas y tenemos que seguir buscando como ayudarlos. Por eso creo que esta campaña es muy importante para sensibilizar y ayudar más a los que nos necesitan.


“Los migrantes son personas iguales a todos”


Tamara Gómez Callata, 14 años

Tamara es una estudiante secundaria, hija de inmigrante, por sus venas corre sangre peruana, por lo que entiende muy bien el significado de llegar a un nuevo país en busca de un mejor futuro. “Si uno lo pone en perspectiva es un tema muy fuerte porque las personas se trasladan buscando una mejor vida. Sin embargo, a veces, solo lo logran económicamente, ya que en Chile no existe la integración real, más bien, existe una discriminación muy fuerte. Mi mamá fue víctima de agresión muchas veces y eso duele. A mí también me han agredido y uno debe aprender que no todos están capacitados, educados y entienden la importancia de la integración.

¿Qué te parece ser parte de la Campaña de Cuaresma?

Me siento realizada porque es mi forma de apoyar con la campaña. Las personas necesitan saber que los inmigrantes son como nosotros, que tienen las mismas capacidades y que vienen a contribuir. Estamos en el siglo XXI y es importante que el chileno se abra y entienda que esto es pan de cada día, que deben aceptarlo, respetar.

¿Qué llamado harías a las personas?

Que apoyen a Cuaresma, porque la Campaña quiere ayudar y deben entender que son personas iguales que todos nosotros que requieren nuestra ayuda y solidaridad.


“Las ganas de salir adelante te dan fuerzas”


Ronald Guzmán, 29 años, venezolano

Ronald es un joven profesional que decidió dejar Venezuela hace casi dos años ante la difícil situación que se vivía en su país. “Tomé la decisión de venirme de la noche a la mañana, cuando me di cuenta que la situación en mi país ya no daba para más y que se estaba saliendo de las manos. Yo quería ayudar a mi familia con alimentos, medicamentos, etc. Llegar a Chile es el sueño de muchos hermanos venezolanos, ya que muchos han probado suerte en Colombia, Perú y Ecuador y la verdad es que no les ha ido tan bien, desde acá fuera puedo ayudar más a mis familiares. Al principio cuesta mucho la adaptación pero a medida que uno se va acostumbrando, se hace más llevadero, porque las ganas de salir adelante te motivan y dan fuerzas para lograr todo lo que te propongas. Es cuestión de tener de fe. El trato en Chile, ha sido de dulce y agraz, hay personas de todo tipo y este se ha convertido en nuestro segundo hogar”.

¿Qué significa para ti ser rostro de la Campaña de Cuaresma?

Es un paso bastante importante, ya que todos los recursos que se recojan van en apoyo de nuestros hermanos migrantes, es una tremenda iniciativa de Caritas Chile. Para mí es una gran satisfacción porque me siento tomado en cuenta, además esta campaña tiene una muy buena valoración.

¿Qué llamado harías a las personas para que la apoyen?

Llamaría a todos a apoyar esta noble labor que va enfocada a tenderle la mano a nuestros hermanos migrantes que por una u otra razón han tenido que dejar sus países buscando mejores condiciones de vida en Chile.


“Somos migrantes, pero no hay fronteras”


Yeimar Yarves, 22 años, venezolana

Yei, es una joven muy carismática y comunicativa, que decidió emprender nuevos rumbos buscando un futuro mejor. “La primera razón fue buscando un mejor futuro personal y poder ayudar a mi familia en lo económico, ya que la situación en Venezuela está haciendo muy difícil surgir. Estuve primero en Estados Unidos y la verdad me fue bastante bien en lo económico, pero por cuestiones legales tuve que regresar. Una vez en Venezuela, un amigo me dijo que me apoyaba a que me viniera y la verdad es que ha sido espectacular. Tenía un primo acá, pero hace un tiempo, se ha empezado a venir gran parte de la familia, así es que somos un grupo bien grande los que estamos acá. Ha sido duro el tener que acomodarnos todos en un espacio pequeño, pero sabemos que esto nos ayuda a crecer como personas y como familia porque tenemos que echarle la mano a todos para ayudarnos a salir adelante. He tenido muy buena experiencia con los chilenos, es cierto que son un poco fríos y más bien introvertidos, pero en lo personal me han dado un buen recibimiento, me han tratado muy bien. Tengo planeado continuar con mis estudios en Chile, ver si puedo convalidar lo avanzado en Venezuela. Lo otro es traerme a mi mamá y seguir creciendo”.


¿Qué significa para ti ser rostro de la Campaña de Cuaresma?

Fue demasiado lindo porque nunca me había juntado con tantas personas de varios países y poder conversar, tomarnos fotos y sobretodo saber que va para la Cuaresma, una muy buena experiencia. El llamado que haría a las personas es a que siempre pensemos que el apoyo que estamos dando puede llegar a los más necesitados y que los veamos como familiares que pueden estar necesitando una mano que te ayude a levantarte cuando no tienes posibilidades. Somos migrantes, pero creo que no hay fronteras, cualquier persona que necesite ayuda, es nuestro deber apoyarlo, además eso te hace crecer como persona y saber que estás colaborando con cualquiera que lo necesite.


“Todos debemos poner nuestro grano de arena”

Neudi López, 32 años, venezolana

Neudi, se vio ante la urgencia de tener que dejar su país rápidamente por necesidades económicas y la merma en su empleo que pertenecía a una empresa del Estado: “Llegué a Chile hace poco más de un año y medio, tomé la decisión porque veía que en mi país no tenía futuro. Elegí Chile porque había estado de turista y cuando regresé a Venezuela y ví que las condiciones se estaban complicando, pensé en Chile porque tenía a una amiga que me podía acoger. En general el trato hacia mi ha sido bueno, con algunas excepciones que me han impresionado. Yo digo que es a nivel cultural, en el barrio alto, donde uno espera que la gente tiene un mayor nivel educacional y más acceso a todo, te encuentras con que no te saludan y miran de manera despectiva, me llama la atención, pero en realidad ya me he acostumbrado a eso. En cambio, en el centro de Santiago, me pasa diferente, la gente es más sencilla, todos se saludan y para mí es mejor. Me proyecto aquí, estoy trabajando desde que llegué, lo cual ha facilitado mucho las cosas y fácilmente me veo en unos 5 años, quizá con familia, pero mi prioridad ahora es traerme a mi hermana menor de 22 años, estoy esperando que termine sus estudios”.

¿Qué significa para ti ser rostro de la Campaña de Cuaresma?

Me parece algo muy lindo, mi formación siempre ha sido cristiana católica, estudié en la Asociación de Escuelas Católicas en Venezuela; toda mi educación fue ligada a la iglesia católica y mi familia siempre ha participado de todas las actividades y cuando me invitaron a ser parte de la Campaña de Cuaresma, dije de inmediato que sí¡ Y más aún al saber que los fondos van en apoyo de hermanos migrantes. Por eso, yo llamo a todas las personas para que sigan contribuyendo porque es la forma de poner un grano de arena para todos los que somos migrantes y que sabemos lo cuesta arriba que es llegar a un país nuevo y partir de cero.

“La migración es un tema de verdad”

Santiago Soler, 24 años, venezolano

Santiago, es un joven venezolano que motivado por su familia, llegó a Chile en compañía de su hermano y un amigo cercano: “Dejé mi país hace dos años, principalmente por razones de seguridad y también económicas. Nos vinimos invitados por amigos, quienes nos ofrecieron todo su apoyo, lo cual facilitó el proceso. Me he sentido muy bien, los chilenos son acogedores, hemos hecho muchos amigos y todo ha funcionado bien. La verdad es que venía con la idea de estar un tiempo corto, pero se fue prolongando debido a gravedad de la situación en Venezuela, así es que ahora tengo intenciones de estudiar y tratar de aprovechar al máximo el tiempo que permanezca acá.

¿Qué significa para ti ser rostro de la Campaña de Cuaresma?

Me alegra mucho que hayan puesto nuestros rostros, nuestras vivencias y poder ser parte de esta campaña, ya que es real y representa a todos los que hemos emigrado. La migración es verdad y muchos de los que llegamos a un nuevo país, necesitamos de un grano de arena que nos ayude a salir adelante.

Fuente: Comunicaciones Cuaresma


CECh, 20/03/2019

Galerías Fotográficas
- Cuaresma, historias de vida
Dirección: Echaurren 4, piso 7, Santiago de Chile - Teléfono: (56) 229 23 0400 - Fax: (56) 226 96 6080 - Mail: comunicacion@caritaschile.org