La fecundidad de la solidaridad

Al cumplirse un año del terremoto y maremoto del 27 de febrero de 2010, presentamos este Especial Web como señal de agradecimiento a todos quienes confiaron en nuestra institución para canalizar su compromiso solidario, el que ha hecho posible la significativa labor de respuesta a la emergencia y posterior recuperación que ha realizado la Pastoral Social Caritas.

Esta catástrofe, junto con ser un evento devastador, ha sido también un acontecimiento revelador, ya que puso en evidencia una vez más las grandes grietas de nuestro proceso de desarrollo y las inequidades que existen en el país, permitiéndonos comprender de mejor manera la realidad que viven muchos chilenos y chilenas en situación de vulnerabilidad social y ambiental. Desde el primer momento hemos querido estar junto a las miles de familias damnificadas, acompañándolas y ayudándolas a reconstruir sus vidas, comunidades y sueños con dignidad.

En esta tarea hemos contado con mucha ayuda. Por ello, queremos expresar nuestra profunda gratitud a todos quienes han confiado en nuestra institución para encauzar sus aportes solidarios , los que nos han permitido realizar un significativo servicio a nuestras hermanas y hermanos damnificados, tanto como organismo técnico en la entrega de ayuda humanitaria e intervención social en el proceso de rehabilitación, como en el fomento de la solidaridad desde una perspectiva de promoción y defensa de la dignidad humana, con la participación activa de todos los actores involucrados en vistas de la construcción de una sociedad más justa y fraterna.

Ver más...

En este servicio solidario ha sido fundamental la generosa colaboración de Caritas Internacional, del Secretariado Latinoamericano y del Caribe de Caritas, de las Caritas hermanas de diversos países del mundo y de otras agencias de cooperación amigas, quienes nos han acompañado institucional y personalmente con su cercanía, presencia y eficiente colaboración. También la de tantas personas, familias, organizaciones gubernamentales y no gubernamentales, empresas, medios de comunicación y miles de voluntarios y voluntarias, que han expresado de múltiples formas su solidaridad con el pueblo chileno a través de nuestra institución.

Nuestra gratitud es también para la Iglesia universal, latinoamericana y chilena, sus diócesis, pastores y comunidades que han trabajado intensamente para ir en ayuda de quienes más sufren. Una especial palabra de gratitud y reconocimiento para los Obispos y equipos de Pastoral Social Caritas de las diócesis más afectadas, que han trabajado incansablemente y con gran dedicación en el acompañamiento directo a las víctimas de la catástrofe. Finalmente, damos las gracias al personal de nuestro equipo nacional, por su entrega, generosidad y compromiso sin límites en las tareas que nos ha planteado la emergencia.

Por ellos estamos profundamente agradecidos del Señor de la Vida que, en la solidaridad de tantas personas, nos ha acompañado de manera cercana y amorosa. Hoy continuamos acompañando en el dolor a todas las familias que siguen sufriendo y los invitamos a seguir en este camino de trabajo por los que más nos necesitan.

+ Manuel Camilo Vial R.
Presidente

Rodrigo Tupper A. Pbro.
Vicepresidente

Lorenzo Figueroa L.
Director